Usuario - - Acceso de usuarios
Lunes - 30.Noviembre.2020

FEAGA
Federación de Autónomos de Galicia FEAGA Quen Somos
Donde esta la Federación de Autónomos de Galicia A Nosas Sedes
Asociaciones de Autónomos Asociaciones
Artículos del Presidente Artículos
Contacto con la Federación de Autónomos de Galicia Contacto
fondos feaga Fondos Públicos
Actividades
BOLETÍN INFORMATIVO FEAGA
CONVENIOS
Noticias sobre los Autónomos
                          leis Para o Autónomo
Enlaces de Interés
Obxectivos
Ofertas para Asociados Autónomos
Emprego
Ofertas de Cursos
Servicios para autonomos en Galicia
GALERIA
PREVENCIÓN DE RISCOS LABORAIS
FERIA DE MUESTRAS DE LUGO 2018
FEDERACION GALEGA DE COMERCIO
PROPUESTAS FEAGA 2015
LA HORA DEL AUTÓNOMO
PÁGINA 13. LA HORA DEL AUTÓNOMO
LIBER ESTUDIO JURÍDICO
Programa de radio
XXVI FERIA DE MUESTRAS Y AUTÓNOMOS DE A CORUÑA
PORTAL DO COMERCIANTE GALEGO
SÍGUENOS EN FACEBOOK
Estás en: FEAGA > Artículos

ultima hora 650x130

ARTÍCULO DEL PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE AUTÓNOMOS DE GALICIA, FEAGA.

ver las estadisticas del contenido enviar a un amigo

 EL COVID Y EL DESPILFARRO PÚBLICO

El virus chino ha puesto de manifiesto todas nuestras ineficiencias como sociedad y en nuestro caso, como país:

En EE.UU. el virus ha explicitado una sociedad desarticulada, enormemente desigual y profundamente racista.

En Europa, el virus ha hecho evidente que no existe Unión Europea digna de tal nombre. Hay un acuerdo de libre comercio multilateral y un SENADO DE JUBILADOS BIEN PAGADOS y totalmente inútiles, dícese Parlamento.

En España, somos víctimas de una oligarquía de partidos sobredimensionada y una Administración elefantiásica e ineficiente, que ya no podemos sostener más tiempo. Tenemos un cáncer metastásico, producto de varios tumores no extirpados a tiempo.

PRIMER TUMOR: LA OLIGARQUÍA DE PARTIDOS

El error parte de la Constitución, y de algo que a nadie interesa, y es el bochornoso espectáculo de contemplar al portavoz de turno levantando un dedo en señal de lo que todos los afines han de votar. Es un fraude de ley continuado y consentido, que lo pervierte todo desde el origen. La Constitución establece que los parlamentarios no están sujetos al voto imperativo. Son libres de votar en conciencia, pero a nadie se le ocurre ir contra las indicaciones del guía. En el pecado llevamos la penitencia. De ahí deriva el enorme poder de los partidos políticos, que han desarrollado una maquinaria burocrática, cuyo mantenimiento es lo único que verdaderamente importa; los partidos políticos tienen en conjunto, en España, unos 145.000 empleados (por ejemplo, el PP tiene poco más de 400 empleados directos, la mitad trabaja en la sede de Génova, 13, pero controla más de 30.000 nóminas, entre Alcaldes y Concejales, por ejemplo), los mismos que Iberdrola, Endesa y Repsol juntos, un poco más que la suma de empleados de los bancos del IBEX, (Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell y Bankinter). Algo parecido sucede con el PSOE y el resto de partidos, en proporción. El Grupo INDITEX tiene 174.000 empleados… en todo el mundo.

Y de los Partidos aún conocemos datos, pues están auditados por el Tribunal de Cuentas. En cambio, la otra bolsa de contratación ligada al presupuesto público son los sindicatos, pero de éstos no hay manera de conocer datos. El día que se abra la caja de Pandora…

La oligarquía de los partidos va más allá de la economía: la usurpación de poder en sus cuadros dirigentes conculca la soberanía que la constitución reserva al pueblo español. La consagración de las listas cerradas, la disciplina de voto en todos los parlamentos y la inviabilidad para concurrir a elecciones con organizaciones que no sean partidos han relegado a los españoles a una democracia minimalista que solo se ejerce eligiendo un logo de un partido periódicamente., y donde todo el funcionamiento posterior queda supeditado al dedito caprichoso del Líder de turno, que (y esto se repite en todos los grupos) se reserva la competencia última de modificar a su antojo las listas que otros elaboran previamente, asegurándose la sumisión al emblemático y amado líder. 

 

SEGUNDO TUMOR: LA ADMINISTRACIÓN ELEFANTIÁSICA E INEFICIENTE

Tenemos una Administración Europea, Administración del Estado, Administración Autonómica, Administración Local subdividida en dos niveles, Diputaciones y Ayuntamientos, más la llamada Administración paralela (empresas públicas, etc.). Si consultamos los boletines oficiales, sabremos que en España el gasto público del Estado se acerca a los 600.000 millones de Euros, de los cuales el Estado Central gasta unos 325.000 millones; las Comunidades Autónomas, 204.000 millones, las Diputaciones y Ayuntamientos unos 63.000 millones de euros.

En España hay en conjunto 2.700.000 personas cobrando un sueldo del Estado. Se dividen en tres categorías: Funcionarios, Personal Laboral contratado y un tercer capítulo que llaman OTROS. Ahí figuran 560.000 empleados que han sido contratados al margen de cualquier proceso selectivo y por tanto pueden ser despedidos, y sus funciones básicas son las de servir de apoyo a los políticos. No está nada mal, más de medio millón de sueldos de asesores, también llamados: OTROS.

Un último dato que ilustra la imposibilidad de mantener el tinglado: si sumamos los empleados públicos (cerca de 3.000.000) más los casi 10.000.000 de personas que perciben una pensión del Estado, más otros 4 ó 5 millones de personas que cobran alguna prestación o subsidio por desempleo y otro tipo de ayudas públicas, RISGA, etc, enseguida alcanzamos la cifra de cerca de 18.000.000 de personas que cobran del Estado, de la forma que sea.

En el otro lado, estaría el sector privado, que componen los trabajadores de empresas privadas, más los Empresarios y Autónomos, en total, unos 16.000.000 de personas, siendo generosos.

No hay manera de sostener el quiosco.

 PUNTO TERCERO. LA DIFICULTAD DE LA EFICIENCIA

Mantener una estructura de más de medio millón de personas (unas 20 veces el tamaño de Telefónica) que consume, solo en nóminas, más de 20.000 millones de euros al año, no es fácil de manejar. Y no incluimos en estos datos sucintos, las subvenciones directas a los partidos y sindicatos ni las desviaciones de fondos, legales o ilegales, que las administraciones hacen en favor de cuentas de empresas o personas.

La única solución sería aplicar las políticas que cualquier empresa privada que quiera sobrevivir ha de llevar a cabo y es, tratar de desarrollar las mejores prácticas, que le permitan ser eficientes. Hace falta valor y determinación. Pero ahora, además, es preciso hacerlo o desapareceremos como sociedad.

En cualquier empresa privada se efectúan controles de calidad y eficiencia, y se trata de copiar buenas prácticas que hagan eficiente y sostenible la empresa. En la Administración habría que hacer lo mismo y de manera urgente y dramática.

Supongamos un ejemplo: Las CC.AA, gastan 204.000 millones de Euros al año; como somos 47.000.000 de habitantes, la media es de 4.350 €/año por persona. Pero, claro, no todas gastan igual. La menos eficiente es Navarra; a los Navarros su Autonomía les cuesta 6.650 € por persona y año. En cambio, la más eficiente es Madrid, que cuesta a los madrileños 3.400 € por persona al año.

Si tuviésemos que copiar las buenas prácticas, lo lógico sería adaptarse al caso de Madrid, y poner un tope de coste de la Comunidad Autónoma, por importe de 3.400 € al año por persona.

Si se hiciera eso, estaríamos ahorrando automáticamente 44.000 millones de € al año. ¿Vivirían peor entonces, los Navarros? Lo dudo, sinceramente…

Es solo un mínimo ejemplo; hay muchísimas otras cosas que se podrían hacer, y que mejorarían nuestra vida. Pero no interesa.

Las razones para que España necesite mucha más ayuda que otro países de nuestro entorno, no empezaron con la llegada del COVID-19, ni siquiera provienen de los clarísimos fallos de gestión de la pandemia que han cometido los múltiples e ineficaces gobiernos de España.

Las razones reales son dos:

1. Una clase política incapaz e indolente que concentra sus esfuerzos en hacer de plañideras frente al mundo, en pelear y disfrutar por los puestos que significan privilegios, en diseñar estrategias para permanecer en ellos y conseguir que la gente siga creyéndose que no se pueden hacer las cosas de modo diferente.

2. Una élite social, inteligente, bien formada y bastante poderosa que no ha dudado en renunciar a sus principios, hacer el juego a los políticos y demostrar, sin pudor, que les importa mucho más el golf y el yate que su país y sus compatriotas.

Por todo esto, bueno es que nos lean la cartilla de vez en cuando, y que nos aprieten las tuercas quienes tienen la llave de la caja, aunque lo malo es que las bofetadas las llevan siempre los mismos.

A muchos no gusta leer estas cosas, lo sé, pero hemos de preguntarnos si estamos en condiciones de elegir. El asunto es que, o hacemos algo cuánto antes, o ya no habrá nada que hacer. Nosotros mismos…

 A Coruña, 5 de noviembre de 2.020.

FRANCISCO JAVIER PÉREZ BELLO.

ABOGADO EN “LIBER ESTUDIO JURÍDICO”.

 

PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE AUTÓNOMOS DE GALICIA

05/11/2020 ir arriba

Creado con
GestionMax
CENTRO DEMOSTRADOR TIC DE GALICIA   novidades   contacto   política privacidad   Protección de datos   buscador   ayuda   mapa web   
Federación de Autónomos de Galicia - CIF. V-15.440.639 | Rúa Costa da Unión, 3 - 1º D - 15005 A Coruña (Galicia). - Tlf.:881 250 312 - 646 840 607
Produce i latina software, s.l. - iLatina