Usuario - - Acceso de usuarios
Martes - 25.Septiembre.2018

FEAGA
Federación de Autónomos de Galicia FEAGA Quen Somos
Donde esta la Federación de Autónomos de Galicia A Nosas Sedes
Asociaciones de Autónomos Asociaciones
Artículos del Presidente Artículos
Contacto con la Federación de Autónomos de Galicia Contacto
fondos feaga Fondos Públicos
Actividades
BOLETÍN INFORMATIVO FEAGA
CONVENIOS
Noticias sobre los Autónomos
                          leis Para o Autónomo
Enlaces de Interés
Obxectivos
Ofertas para Asociados Autónomos
Emprego
Ofertas de Cursos
Servicios para autonomos en Galicia
GALERIA
PREVENCIÓN DE RISCOS LABORAIS
FEMAGA LUGO 2018
FEDERACION GALEGA DE COMERCIO
PROPUESTAS FEAGA 2015
FEIRAS DE MOSTRAS
LA HORA DEL AUTÓNOMO
PÁGINA 13. LA HORA DEL AUTÓNOMO
LIBER ESTUDIO JURÍDICO
Programa de radio
PORTAL DO COMERCIANTE GALEGO
SÍGUENOS EN FACEBOOK
Estás en: FEAGA > Artículos

ultima hora 650x130

VORACIDAD FISCAL SOBRE LOS AUTÓNOMOS DEL TRANSPORTE

ver las estadisticas del contenido enviar a un amigo

 VORACIDAD FISCAL SOBRE LOS AUTÓNOMOS DEL TRANSPORTE

Siempre pensamos que el gobierno de turno es el peor posible, por su agresiva política fiscal, y siempre resulta que el siguiente hace bueno al anterior. Pero, en definitiva, el axioma es válido, porque no hay más gobierno que aquel que en cada momento esté ejerciendo como tal,; por tanto, por principio, siempre el gobierno es el peor de los posibles, y también el mejor, de paso.

Creíamos que con el Vampiro Montoro  ya lo habíamos visto todo, a saber:

1.- Engaño y mentira, en definitiva, traición a sus votantes, pues llegaron al poder con la promesa de bajar los impuestos y no tardaron ni una semana en subirlos.

2.- Política de auténtico terrorismo fiscal, basada en dos  vertientes; la primera, la mayor subida de impuestos de la historia al llegar al poder, manteniéndolos en el tiempo y segunda, utilización de la Agencia Tributaria como una herramienta de escarnio, burla y castigo ejemplarizante, sobre vida y haciendas particulares.

Bien, pues una vez echado a patadas ese gobierno dirigido por M. Rajoy, resulta que el que le ha sustituido, con P. Sánchez a la cabeza, va camino de lo imposible, que era hacer bueno al anterior. Pero afanados andan en conseguirlo: y los socialistas, cuando se proponer hacer algo, sobre todo si es el mal, son persistentes hasta conseguirlo. No hay fallo. De Montoro  a  Montero y tiro porque voy primero.

La actual Vampiresa Tributaria, quiere más dinero y lo quiere  precisamente del nuestro; o sea, del de todos nosotros. Quiere sacar más dinero de nuestras cuentas, de nuestras nóminas, de nuestro patrimonio, quiere más y más, y más…

La típica política socialista (calcada y copiada por el difunto gobierno del P.P.) de quitarle a los pobres para dárselo a los ricos, envuelta en el discurso inverso, es decir, diciendo que se lo quitan a los ricos para dárselo a los pobres. La realidad, sin embargo, es tozuda.

La penúltima ocurrencia es el asunto del gasoil: equipara la fiscalidad del gasoil a la gasolina, por una supuesta política de la Unión Europea, de transición ecológica (otra “chorrada”, como la del  “cambio del clima climático”, Moratinos dixit), lo que implica, como no podía ser de otra manera, la subida de los impuestos de hidrocarburos en unos 10 céntimos por litro, en el caso del gasoil.

Se trata de un feroz ataque, entre otros sectores, al del transporte por carretera y a la mayoría de la clase media, pymes, Autónomos y familias.

Conviene recordar que durante años, se nos ha vendido el mantra del coche diesel porque, si bien su precio era mayor, el consumo era mucho más reducido y la duración de los motores permitía recorrer muchos más kilómetros  y con un menor gasto de mantenimiento. Por eso, se convirtió en el combustible más utilizado por los profesionales desde  luego, pero también por numerosos particulares.

También hay que tener presente que la carretera es el medio que la clase política ha elegido para  transportar las mercancías por toda Europa, siendo así que viajan por este medio más del 80% de las mercaderías. Se podía haber optado por el ferrocarril; pero, si bien la clase política ha decidido potenciar ese medio, el tren, para el  transporte rápido de las personas, las mercancías siguen viajando en España, las que lo hacen en ferrocarril, a la increíble velocidad media de 30 Kms/h., igual que hace 50 años. Ello se debe a que en un momento determinado, hay una decisión política de que las mercancías viajen por Europa por carretera.

Así, el sector del transporte se encuentra con que  no existe una alternativa viable al gasoil en Europa, por falta de oferta de vehículos que utilicen combustibles alternativos y también por falte de puntos de suministro-

Así pues,  el transporte es un objetivo fácil para las pirañas de hacienda, porque no puede defenderse, salvo con la movilización, que no descartan las organizaciones, y harán bien. Aseguran las asociaciones de transportistas que el sector aporta al Estado unos 10.000 millones de euros en impuestos, cargas sociales y gravámenes de todo tipo, lo que supone para las empresas del  sector un 60% del coste total de realizar un transporte. UN EXPOLIO FISCAL EN TODA REGLA.

Pero es que, además, la hipótesis de partida que justifica  este latrocinio es falsa de toda falsedad: el gasoil no es más contaminante que la gasolina. El único afán del gobierno es recaudar más a costa de los de siempre.

Los automóviles producen dos tipos de sustancias: las contaminantes para la salud y las emisiones de CO2, que no dañan la salud pero contribuyen al supuesto calentamiento global. Las primeras son peligrosas para el ser humano (óxidos nitrosos, monóxido de carbono y otras partículas…). Los diesel modernos no emiten este tipo de partículas, pues incorporan filtros de partículas muy eficientes y sistemas para eliminar los óxidos nitrosos igualmente eficientes. Un vehículo diesel moderno es menos contaminante que uno de gasolina.

En cuanto al CO2, su emisión va en aumento en los países de la U.E., porque precisamente, por estas políticas de acoso al diesel, ahora se venden más coches de gasolina, y éstos emiten entre un 20 y un 25% más de CO2 que un diesel equivalente, y la Tecnología actual aún no puede evitarlo

Lo que tendría que hacer la Des-Unión Europea es invertir en ciencia, investigar, dejar que los científicos resuelvan el problema, que lo harán, si les dejan.

Con la tecnología actual, es mejor un vehículo diesel que uno de gasolina equivalente. Obviamente, la alternativa de los coches eléctricos sería estupenda; pero a los políticos, más allá de las palabras y las declaraciones grandilocuentes, no les interesa. Se trataría de una alternativa más barata y no contaminante; pero, claro, dejaría mucho menos dinero en impuestos y eso no puede ser.

Con esta campaña contra el diesel, lo que ocurre es que la gente compra coches de gasolina, mucho más contaminantes.  Por eso el nivel de CO2 va en aumento en Europa. La gente no compra vehículos eléctricos, porque no hay donde enchufarles; la gente no compra coches a gas, porque no hay surtidores.

La gente no es tonta y se defiende como puede de los ataques de la clase política, que en definitiva,  es un ataque a la libertad. La gente lucha por su libertad y su derecho a la movilidad. Los políticos solo buscan cobrar impuestos, los máximos posibles y de donde sea, aunque para ellos siempre es mejor quitárselos a los pobres,  sin importarles un rábano ni la libertad de la gente, ni por supuesto el medio ambiente. Y, mientras, los fabricantes, pagando las multas.

A Coruña, 30 de agosto de 2.018.

FRANCISCO JAVIER PÉREZ BELLO

ABOGADO EN “LIBER ESTUDIO JURÍDICO”

PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE AUTÓNOMOS DE GALICIA.

08/09/2018 ir arriba

Creado con
GestionMax
CENTRO DEMOSTRADOR TIC DE GALICIA   novidades   contacto   política privacidad   Protección de datos   buscador   ayuda   mapa web   
Federación de Autónomos de Galicia - CIF. V-15.440.639 | Rúa Costa da Unión, 3 - 1º D - 15005 A Coruña (Galicia). - Tlf.:881 250 312 - 646 840 607
Produce i latina software, s.l. - iLatina